Publicaciones bipolares; todo depende del estado de ánimo.

7 nov. 2011

 Amores clandestinos, secretos, amores reprimidos, prohibidos, amores furtivos, pasionales, amores tormentosos. Un amor clandestino es un escape constante, es incomodidad, adrenalina, tensión. Es ojos que no ven, pero corazón que presiente es un momento privado, inconfesable. ¿Quién no tuvo un amor secreto, clandestino? ¿A quién no le enciende un amor pirata? Mi amor es un amor pirata, así como un parásito que se alimenta de chocolates, de llanto y de soledad pero sin besos, ni palabras, ni nada. Cuando amamos, el corazón del otro es un tesoro, y cual piratas queremos arrebatar ese tesoro sin importar si tiene dueño o no. Nos atrae el amor clandestino, secreto, porque el amor cómplice se hace mas fuerte, mas nuestro, y solo nuestro. La complicidad es un guiño, una aventura, y al amor le encanta la aventura. En el secreto cómplice hay libertad, porque escapamos de la mirada de los demás y nos permitimos ser libres, rebeldes, aventureros como los piratas. El amor secreto es mágico, cuando deja de ser secreto se vuelve real, y el amor real es un poco mas complicado. El amor pirata no conoce el miedo, aborda, conquista, arrebata y roba y a veces, paga las consecuencias. Un amor pirata es un amor que no puede ser, y es por eso que nos atrae tanto.