Publicaciones bipolares; todo depende del estado de ánimo.

12 jun. 2011



Ella: ¿Que te pasa?
El: No se como decírtelo..
Ella: Intenta explicarlo, o tampoco sabes, o como de costumbre...
El: Es difícil, pero a ver .. Siéntate en el columpio, hazme caso por favor, solo así lo entenderás..
Ella: Ya estoy en el columpio, ahora que?
El: Comienza a columpiarte, una vez cogido impulso, cierra los ojos, ¿Notas esas cosquillas en el estomago? A mí no me hace falta columpiarme para sentirlas.. Las tengo cada vez que te veo, cada vez que me hablas, cada vez que oigo tu nombre...
Ella: de verdad? No se que decir..
El: No pero aun no acaba, ¡No abras los ojos, sigue cogiendo impulso! Ahora, Suelta una mano..
Ella: Que? Tu quieres que me mate?!
El: Hazme caso, confía en mi, suelta una mano..
Ella: AAAH!
El: ¿Has visto que sensación? Parece que te vayas a caer, se te corta el aire y se te acelera el corazón, eso me pasa cada vez que te separas de mi, cada vez que te noto distante, o mas cercano a ella..
Ella: Pero..
El: No digas nada, no abras los ojos déjame impulsarte, y solo abre los ojos cada vez que estés arriba, y mira al cielo ¿si? Una, dos, tres y ...  
Ella: Y esto? Cual es la sensación?
El: Solo Contigo, siento que toco el cielo, siento que vuelo, me siento a tres metros sobre la cielo..
Ella: tanto me quieres?..
El: nunca dejaría de columpiarte..